Un paseo por la gastronomía francesa

Un paseo por la gastronomía francesa

Hostelería 03/11/2016 23:55

Baguettes, queso o fundues

Hay muchas formas de conocer un país pero, sin duda, una de las que más nos gustan en Wonder es adentrarnos en su gastronomía. Las baguettes, los quesos y esas ya más que famosas fondues de todo tipo de sabores son algunas de las especialidades que podemos probar durante uno de los viajes sorpresas hacia nuestro país vecino.

En la guía que os ofrecemos os damos algunas pautas de lo que podréis saborear en la ciudad pero como no queremos que se os escape nada hemos preparado un paseo por los platos principales de la gastronomía francesa.

Aperitivo al borde del Sena

Conocer una ciudad no es una tarea fácil, equiparnos bien es fundamental para caminar los muchos kilómetros que nos esperan al cabo del día.

Francia es uno de los países donde podemos encontrar más variedades de queso. Actualmente se producen unas 400 tipos diferentes, por lo que es algo más que cotidiano ir paseando por las calles y en algunos de sus mercados acabar catando alguno. Aunque son muchos los sabores que se nos ofrecen hay tres que destacan por encima de los demás: camembert, roquefort y brie.

Pero si realmente eres un amante y follower de los quesos te recomendamos que apuestes por el aroma más fuerte del mundo, el vieux boulagne, junto a buen vino se convertirá en el maridaje perfecto.

Paseando por los platos principales

Seguro que este pequeño aperitivo te ayudará a poder aguantar todos los museos, plazas e historia del verdadero país de la revolución en Europa. Pero como todo buen viaje debes seguir cogiendo fuerzas para aguantar las más de 48 horas que te esperan en el destino.

Un paseo por la gastronomía francesa

Cada ciudad tiene un encanto especial y, por lo tanto, un plato que le hace más única. En Francia son muchas las especialidades que podéis probar, sin embargo, os hemos hecho una selección de las que consideramos que no se os pueden escapar.

Si eres un amante de la carne te recomendamos el coq au vin, carne de pollo especialmente aderezada con todo tipo de verduritas, vino y laurel. Seguido de un confit de pato o la quenelle, una pasta de sémola acompañada de ternera o ave con salsa bechamel o de tomate. Una verdadera exquisitez para nuestro paladar, que se saboreará mejor con un buen pan de baguette.

Pero si eres de los que le gusta las verduras, no te preocupes porque estás en el país perfecto. Tendrás que elegir entre el ratatouille, un plato completamente vegetariano con verduras como la berenjena, calabacín y pimientos o una de las riquísimas fondues de queso que podrás acompañar con cualquier tipo de vegetal.

Un pequeño capricho

Si hay algo que no podemos obviar en la cocina francesa son sus dulces y pasteles, da igual si estamos o no a dietas porque este pequeño pecado se convertirá en uno de los mayores placeres de vuestro viaje.

Un paseo por la gastronomía francesa

Caminando por las calles os daréis cuenta de todas las ciudades están llenas de boulangeries y patisseries donde poder disfrutar de creaciones artesanas como el pain du chocolat, los crepes dulces o los más que conocidos brioches.

Ahora que ya conoces todo lo que Francia puede ofrecerte es el momento de comenzar con la delicatessen wonder.

Autor: Lorena García


Atrás
 





Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies.